ERES

VANGUARDIA.

Innovación
2018-12-14

De la tradición a la innovación

La actividad ganadera se encontraba antiguamente vinculada a una industria artesanal realizada por la población agraria como recurso complementario a la renta agrícola. Las matanzas de cerdos y de otras especies domésticas, como el cordero y el cabrito, constituyen la base de una auténtica cultura rural, que perdura en muchas manifestaciones folclóricas y festivas, así como en los hábitos más arraigados de la población.

La necesidad de conservación de la carne en este entorno doméstico rural dio origen a productos como jamones y embutidos, sobre los que se fundamenta la moderna industria de transformados cárnicos.

El sistema tradicional de crianza de los corderos se realiza en estabulación permanente, siendo alimentados con leche materna, complementando su dieta con productos ricos en fibra y suplementos alimenticios hasta el momento de su sacrificio.

Resaltar que los corderos obtenidos muestran una relativa precocidad en su crecimiento debido al consumo íntegro de la leche producida por las madres, dedicadas exclusivamente a la alimentación de sus crías.

Todo ello le confiere al producto una vocación eminentemente cárnica, y, en consecuencia, un elevado rendimiento al canal, otorgándole el peso óptimo de sacrificio de este cordero unas características diferenciadas de alta calidad, respecto a otros corderos dentro de su banda de peso.

Aunque la raza de procedencia de los corderos resulta fundamental para el resultado final, son las condiciones agroclimáticas de la zona de producción las responsables de las características del producto.

Estas condiciones agroclimáticas determinan la disponibilidad de recursos para la alimentación de los animales, tanto en calidad como en cantidad, así como el sistema de explotación que ha evolucionado para adaptarse a las mismas.

A lo largo de la historia, la ganadería en la Región de Murcia ha ostentado un papel destacado en la economía rural en su triple vertiente de aprovechamiento: producción de carne, de leche y como fuerza de trabajo.

En esta zona, tradicionalmente, han presentado una mejor adaptación las cabañas caprina y ovina, dada la escasez de pastos debido a las seculares sequías que caracterizan este territorio, aunque durante las últimas décadas del siglo XX también destacara la porcina.

En las últimas décadas la ganadería murciana ha experimentado importantes cambios, derivados, principalmente, de la industrialización iniciada en la década de los años sesenta, con la aparición de mataderos y otras instalaciones independientes de las explotaciones rurales, aunque muy ligadas a ellas.

Esta primera transformación se sustentaba en un ámbito de mercado de proximidad, local y regional, que se traspasa años más tarde con el desarrollo y consolidación de empresas netamente industriales, de ciclo integrado, con proyección comercial a escala nacional y con destacadas compañías exportadoras.

<iframe src=”https://player.vimeo.com/video/315475232?title=0&byline=0&portrait=0″ width=”640″ height=”272″ frameborder=”0″ webkitallowfullscreen mozallowfullscreen allowfullscreen></iframe>
<p><a href=”https://vimeo.com/315475232″>ERES_VANGUARDIA_GANADERIA_RRSS_WEB_H264</a> from <a href=”https://vimeo.com/user17818206″>SB</a> on <a href=”https://vimeo.com”>Vimeo</a>.</p>